Papel Amate: arte de producción sustentable

En la Sierra existen muchas tradiciones que tienen su origen mucho tiempo atrás; mismas que han pasado de generación en generación y que forman parte de nuestra cultura. En Pahuatlán existe una en especial que ha pasado de ser de uso exclusivo para celebraciones y pobladores, a ser un ejemplo internacional del arte que pueden producir nuestros artesanos mexicanos; nos referimos al papel amate.

El papel amate de Pahuatlán, viene de las comunidades otomíes, en las que se utilizaba este papel como ofrenda a los dioses, para crear códices, para hacer cuerdas, aros, entre otras cosas para el juego de pelota; por lo que era considerado como: “papel sagrado”.

Pero, ¿Cómo se elabora?

San Pablito es el único lugar en Mesoamérica en el que se produce este tipo de papel artesanal, que se realiza 100% de manera artesanal y sustentable.

Para la elaboración del papel amate se han empleado históricamente varios tipos de plantas, en general de familia moracea y género ficus, aúnque excepcionalmente se ha utilizado ágave (maguey) llamado papel de metl. Actualmente se usan las fibras liberianas de algunos ficus y sobre todo del Jonote Trema micrantha (L). La preferencia por el Jonote se debe a que es un árbol de fácil localización, rápido crecimiento y puede ser utilizado todo el año.

Los productores realizan el siguiente proceso:

Al árbol se le hace una incisión y se extraen largas correas de su corteza que se dejan secar por varios días. Posteriormente se cuecen en grandes ollas y en solución alcalina, con cenizas.

Una vez Cocida la corteza del Jonote, esta pierde la lignina y demás componentes no celulósicos de la planta y se limpia con abundante agua, obteniendo así unas fibras listas para ser batidas.

Estas tiras se disponen en forma cruzada y se baten con piedras volcánicas porosas. Con el golpeteo se van elaborando las hojas de papel amate natural. El amate blanco se obtiene blanqueando éste con lejía de cloro en muy pequeña proporción.

Una vez terminado el procedimiento se dejan las hojas secar al sol. En caso de que se requieran de algún color en específico, se utilizan colorantes vegetales para lograr los diferentes colores.

Con las hojas de papel amate se realizan artesanías que se utilizan tanto para el uso ceremonial de los pobladores, hasta como parte de artesanías que ayudan con la economía de San Pablito.

En Nube de Ahíla nos sentimos muy orgullosos de nuestras raíces y nos gusta formar parte del impulso a la economía de nuestra comunidad. Si te interesa conocer más del proceso de elaboración del papel amate, no te quedes con las ganas y visítanos, estamos seguros de que podrás disfrutar de este arte, acompañado de un buen café de la Sierra Norte de Puebla.

Aquí te compartimos un video del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas México, en el que te muestran de cerca el proceso de elaboración:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *